About us


Olis Roc es una empresa joven que nace de una larga tradición familiar, desde el siglo XII hemos estado vinculados al mundo de la oleicultura. 

 Nuestros antepasados ya cultivaban i recolectaban aceitunas en las tierras de Montesquiu, Rocafort i Rocallaura. Pero fue en el 1100 con el levantamiento oficial del convento cisterense de Vallbona de les Monges que los agricultores de las tierras cercanas de instalaron en este municipio con el fin de no dejar desamparado ni al monasterio ni a sus religiosas.

 Fue entonces cuando conservando las tierras de los municipios próximos nuestros ancestros adquirieron tierras con olivos en el municipio de Vallbona de les Monges, fueron fundadores del Molino de Aceite que se construyó en el pueblo, quedando así, claramente vinculados a la comunidad agrícola del pueblo y al territorio

 Nuestro aceite existe des de hace más de un siglo, pero no ha sido hasta ahora que hemos decidido darlo a conocer en todo el mundo con un nombre e identidad propia, pero siendo fieles a la tradición y experiencia de nuestros antepasados. 

La zona del Urgell, en el norte de España es una zona emblemática, con un paisaje en el que no faltan los fantásticos olivos centenarios, la vid y pueblecitos llenos de encanto.  Nuestro aceite se produce en uno de estos pequeños pueblecitos: Vallbona de les Monges, a 55 Km de Lérida y a 129 Km del aeropuerto de Barcelona. Vallbona de les Monges tiene una extensión de 44,97 Km2 y gracias al entorno privilegiado que lo rodea la oferta de actividades turísticas, culturales y gastronómicas es muy elevada. Pues Vallbona de les Monges, con su emblemático monasterio cisterense forma parte de la Ruta del Císter; una marca turística que se creó en el año 1989 con la voluntad de dar a conocer una parte importante del patrimonio cultural de Cataluña con tres de sus monasterios Cisterenses principales.

Olis Roc tiene sus propios olivos, tan sólo el sentimiento de querer preservar un valor familiar, nuestro legado, hacen que el cuidado que brindamos a nuestros árboles sea exquisito.

Todos nuestros olivos tienen más de 100 años y son exclusivamente, de variedad arbequina, una variedad autóctona de Lérida debido a las condiciones climatológicas de la zona. El calor extremo en verano y el helador frio de invierno dan carácter al fruto de nuestros olivos; que no disponen de métodos artificiales de regado siendo, así lo más respetuosos posible con el medio ambiente. Con este mismo propósito intentamos no aplicar productos químicos en nuestros árboles, buscando un producto los más natural posible.